Manual Para Mileniales: Cómo Hacer Bien El Amor

Manual Para Mileniales: Cómo Hacer Bien El AmorSiento acabar con vuestra autoestima de golpe y porrazo, pero con respecto al sexo esta es la cruda realidad: la mayoría de vosotros lo hace todo mal. Hacer bien el amor es mucho más complicado de lo que muchos hombres creen, principalmente porque se trata de algo que va mucho más lejos de vuestra mera satisfacción sexual. Porque, eh, a lo mejor hay algo que las pelis porno no os enseñan, y es que a las mujeres también nos gusta experimentar placer, y no solo ser meros instrumentos para que vosotros os lo paséis pipa.

Y es que, a diferencia de las mujeres, hay algo que el género masculino no parece entender, y esto es que el sexo es algo más que el acto en sí. De hecho, una buena parte de este es más mental que físico, por eso para hacer disfrutar a una mujer son tan importantes los jueguecitos, el calentamiento, todo eso que te lleva a la excitación. Me da igual que vuestro rollo consista en disfrazaros, hacerlo en sitios raros, utilizar juguetes o besaros y meteros mano durante horas antes de pasar a la acción. Pero esta parte no puede faltar, y esmeraros porque debe durar un buen rato para que surta efecto, porque sino, ¿para qué tener sexo sin excitación? ¿Para tener una experiencia sexual poco o nada satisfactoria y encima levantarte al día siguiente con una infección de orina? No, gracias.

No es que quiera culpar a la industria del porno de la frustrante vida sexual que muchos hombres y mujeres tienen, pero es que seamos francos, casi toda la culpa es suya, porque, aunque según algunos hombres si no vieran pornografía no sabrían por dónde empezar, las pelis guarras lo único que hacen es crearles expectativas de unas relaciones sexuales que jamás van a conseguir tener en la vida real, ni acostándose con una porno star. Porque, eh, tíos, las historias no son reales y además fingen.

Por ello, la próxima vez que vayas a proponerle a tu novia una postura o algo raro que hayas visto en una peli porno, córtate un poco, que aunque muchas de las cosas que muestran parezcan divertidas y que hacer todas las posturas del Kamasutra sea un reto que a todos se nos ha pasado por la cabeza alguna vez, también tenéis que ser conscientes de que el 90% de las mujeres no somos ni gimnastas ni trapecistas, ni nos va el sexo en grupo.