Noticia: Don Omar ya no siente rencor hacia Jackie Guerrido

NDvaNrO

Hace más de dos años terminó el matrimonio entre Don Omar y Jackie Guerrido, y aunque la pareja protagonizó varios enfrentamientos, y hasta se rumoró que el cantante estaba dolido por la manera como la conductora lo había abandonado, el tiempo ya curó las heridas.

Así lo aseguró el reggaetonero, en una reciente entrevista con la cadena radial 94.9 de Miami, donde confesó que aunque su separación de la bella puertorriqueña le produjo mucho dolor y lágrimas, ya no guarda ningún tipo de resentimiento hacia su ex mujer, y se convirtió en una mejor persona.

“No tengo rencor por ella. Mi corazón está limpio; no tengo rencor en contra de nadie, al contrario, me encontré yo mismo y sé que respetándome por quien soy, por lo que hago, por lo que hice antes, por lo que corregí, hoy en dia soy un gran ser humano”.
El intérprete de “Danza Kuduro” comentó que el tiempo le enseñó a comprender que si alguien ya no siente amor por su pareja, no hay que culpar a nadie, y hay que seguir adelante con la vida.

“Tengo que ser un varón y darle gracias a ella por darnos la oportunidad de mirar si era lo que realmente queríamos. Hoy en día acepté que donde está el amor, está y donde no está, no está. No soy el primero en divorciarme, no fui el único que se casó en una boda de ensueño, que fue el ‘fairy tail’ de mi vida”.

Y tratando de sacar provecho de los duros momentos que vivió entre el 2010 y el 2011, el cantante compuso la canción “Ciao Bella”, donde habla un poco de esa historia, y de seguro será un tema que se convertirá en otro de sus grandes éxitos.
“Creo que fue el momento en el que más lloré en mi vida; casado, todo mundo pensando que quizá todo estaba bien y yo había descubierto que estábamos vacíos y que eso era lamentable, porque en el momento en que puedes reconocer que con la persona que estás al lado, (hay problemas) no porque no se amaron o no fue bonito, (es duro). la Biblia dice que el corazón sin amor es como el címbalo que retiñe”.

Me da gusto escuchar a un Don Omar renovado, que habla desde el corazón, sin rabia y sin esa soberbia que ha mostrado en muchas ocasiones; se nota que ha cambiado y que los años le han hecho ver la vida de otra manera… ojala le dure esa nueva actitud.