Si Deseas Cambiar El Mundo, Empieza Por Cambiar Tu Mundo

Si Deseas Cambiar El Mundo, Empieza Por Cambiar Tu Mundo

“Estudia, ¿o es que no piensas hacer nada en la vida?” ¿Cuántas veces has escuchado esta frase? Si la respuesta es: muchas, has dado con el articulo correcto.

¿Acaso la vida solo tiene sentido cuando se produce un cambio notable? No sé por qué todos piensan eso; es decir, creen que si uno no queda registrado en los anales de la historia, prácticamente no existió, pero si lo vemos de una manera objetiva y analizamos ese pensamiento, nos daremos cuenta de que es totalmente vacío. Todas las vidas tienen un sentido de ser, la clave es encontrar cuál es el tuyo.

La primera pauta es: relájate. Consigue ese estado de tranquilidad donde dejaras de lado las influencias del entorno y céntrate en descubrir realmente aquello que te gusta. ¿Quieres cambiar el mundo? Pues empieza por cambiar tú. Cambia la concepción que tienes de la vida y de cómo triunfar en ella. Encuentra aquello que realmente te apasiona; algo que te impulse a ser el mejor, que te haga sentir vivo, vamos, algo que cuando te pregunten, ¿eres feliz? la respuesta sea un sí rotundo, ni más ni menos.  No escatimes en tus esfuerzos por encontrarlo, ni mucho menos seas realista. Aquí no hay limitaciones. Encuéntralo, explota tu potencial y serás leyenda.

Son demasiados los que por pensar en ser recordados y conseguir dinero terminan haciendo  algo que no les interesa en absoluto como la política, donde únicamente buscan fama y reconocimiento para alimentar su ego, y cuando lo consiguen, ejecutan actos de totalitarismo cuyo eje es demostrar poder a costa de vidas humanas. ¿Te gustan los tatuajes? Pues céntrate, patéate todas las galleries tattoo de tu ciudad, dibuja día y noche, trágate todas las webs, blogs, revistas que hablen de esta rama artística, busca inspiración de debajo de las piedras si hace falta…pero cúrratelo, porque si no construyes tus sueños, acabarás construyendo los sueños de otro.

Y por último, recuerda que si quieres llegar rápido es mejor ir solo, pero si quieres llegar lejos, ve acompañado. Deja la codicia, la prepotencia y el individualismo a un lado y comparte. Comparte tu ilusión, tus objetivos, tus ambiciones…dos mentes unidas hacen más que una sola. Y lo mejor de compartir es que en los momentos de horas bajas, cuando te vuelva a la mente la pregunta ¿es que no piensas hacer nada con tu vida? tengas a tu colega de batallas cerca para recordarte que eso mismo estás haciendo: TU VIDA.