“Te Quiero, Pero Solo Como Amigo”

“Te Quiero, Pero Solo Como Amigo” Todas tenemos o hemos tenido un amigo en el que confiamos como si fuera nuestro hermano. Hacemos de todo con él: salimos, vamos de compras, vamos a la playa, a tomar café, le contamos absolutamente todo lo que ocurre en nuestra vida con la mayor naturalidad que puede existir, y confiamos en él para consultarle nuestras dudas, contarle nuestros miedos y secretos, pedirle consejo sobre nuestras relaciones, dormir con él, etc. Tenemos tanta confianza que hasta conoce a nuestros padres, se ha quedado a dormir en casa, y le cae bien hasta a tu padre, que guarda una escopeta bajo la almohada por si tiene que utilizarla con algún cretino que aparezca en tu vida.

Sin embargo, llega un punto en el que vuestra relación resulta extraña tanto para sus amigos como para tus amigas. Es entonces cuando a él empiezan a decirle que intente algo más contigo, que si es que es un calzonazos, que no podéis ser solo amigos, que a ver qué hay entre vosotros… Y tus amigas empiezan a atosigarte a ti con si a ver si hay algo más, que no es normal que seáis solo amigos, que no se creen que no haya pasado nunca nada… Y, claro, podrían estar en lo cierto, es normal que lo piensen, ya que la amistad desinteresada entre hombre y mujer es una especie en peligro de extinción.

Y no será por nosotras, porque la verdad es que para una mujer es posible ser solo amiga de un hombre. El problema venís siendo vosotros, que sois incapaces de mantener una relación desinteresada con una mujer. Y sino piensa en tu amiga, aunque no estés enamorado de ella, y dime que nunca se te ha pasado por la cabeza acostarte con ella, atrévete a negar que si un día ella se te insinuase o te besase la rechazarías. Los dos sabemos que no, sobre todo si es sábado por la noche. Y es que mientras para vosotros es imposible no sentiros atraídos casi por cualquier mujer, para que a nosotras nos guste un hombre casi necesitamos que se alineen los planetas.

La cuestión es que mientras reflexionas sobre si tu relación de amistad con tu mejor amigo es rara o no, llega el día en que te confiesa que le gustas, que siempre le has gustado, que incluso ha tenido sueños eróticos contigo (esta parte os la podéis ahorrar) y que le gustaría intentar algo más contigo, dar un paso más en vuestra relación. Y tú piensas, “tierra trágame”. Sabes que a partir de ese momento las cosas van a cambiar, vuestra relación no va a ser como antes, puede que incluso dejéis de ser amigos, pero tampoco quieres que él se haga falsas esperanzas ni ilusiones, no quieres hacerle sufrir. Y aunque puede que fuera la mejor opción para ti, que todo pudiera ser mucho más fácil si fuerais algo más, en verdad sabes que no hay ese algo especial entre vosotros y por eso lo mejor es decirle la verdad, aunque sean las palabras más hirientes y humillantes que uno pueda llegar a escuchar.

“Te quiero, pero como amigo”.