Wisin comandó un exitoso Urban Latin Fest en Chile

Más de 10 mil personas revalidaron su compromiso con el género que hace bailar al continente este sábado en el Movistar Arena.

J Álvarez fue el encargado de abrir el Urban Latin Fest en una jornada que comenzó a las 20:15 horas y que se anunciaba como muy larga.

Como un gran MC, Javid David Álvarez mostró los éxitos que le han dado un nombre en la industria como “el amante” y “sexo, sudor y calor”, así como lo nuevo de su disco “Camino pa la cima”. Poco más de una hora de show y el público ya estaba encendido.

Luego de cuatro años de ausencia en el país y cuando el reloj ya pasaba de las 21:30 horas salió a escena el dúo “Jowell & Randy”.

Los puertorriquenos Joel Muñoz (Jowell) y Randy Ortiz (Randy) hicieron bailar al respetable mayoritariamente conformado por adolescentes los que bailaron y corearon canciones como “Triple x”, No te veo” y “loco”, con la que abrieron el show, el que tuvo playback en algunos pasajes y cuerpo de baile, además de la pirotecnia propia del género.

El plato de fondo

Ya había cerrado sus puertas el Metro de Santiago cuando Wisin salió a escena, pero nadie se había movido.

Eran las 23 horas y el Movistar Arena estaba esperando el regreso del “sobreviviente” y este no defraudó. Mucho era el morbo de ver a Juan Luis Morena (Wisin) sobre el escenario, el público esperaba ver su nuevo disco como solista, pero también querían escuchar aquellas canciones que lo hicieron parte del dúo de Reggaeton más importante del género junto a Yandel.

Hits como “Rakata”, “Algo me gusta de ti”, “Noche de Sexo” y muchas otras que hicieron vibrar y sentir que 10 años de música llegaban a sus oídos. Otro fue el alcance que tuvieron los nuevos éxitos del cantante puertorriqueño, canciones parte de “El Regreso del Sobreviviente” como “Viva la Vida”, “La Copa de Todos” y la más esperada, “Adrenalina”.

Estas canciones hicieron grande la vuelta a Chile de Wisin, sólido en el escenario acompañado de una banda en vivo. Batería, guitarra, teclados y un DJ que dieron vida a una presentación de nivel internacional, de gran factura técnica que en una hora plantó de nuevo la semilla de la música de letras fuertes, sensuales y mucas veces subidas de tono, pero también mostraron la evolución del género, ritmos bailables y urbanos para grandes y chicos.