Wisin y Yandel se llevaron gaviota de oro tras un show envuelto en clásicos del reggaetón

HHWER

Con: “Las mujeres hoy tenemos licencia para tomarnos la Quinta”, Eva Gómez envuelta en su vestido que se paseaba por los tonos rosa, daba el vamos ante el grito de las féminas que retumbó en la Quinta Vergara, cuando los anunciaron: ¡Wisin y Yandel! La histeria reventó.

El dueto comenzó a marchar desde un costado del escenario tras el telón, mientras unas bailarinas, delante, en trajes “acuerados” avanzaba con la bandera chilena desde el centro, cuando repentinamente la gran tela cayó y el dúo se tomó la Quinta para convertirla en fiesta.

Los oriundos de  Puerto Rico regresaban a Viña del Mar, tras cinco años de ausencia, y desataban la locura del público con “Rakatá” que fue coreada por más de 12 mil voces que sopesaban el frío a  punta de reggaetónen la noche de clausura.

Se escuchaba el “Pegao, pegao, pegao” de los asistentes mientras el grupo seguía disparando hits para aquellos que querían complacer su sed de ritmos bailables que eran perfectos para una jornada como ésta.

“Esta es para todas las mayores de 30” decía Yandel, cuando comenzaban los “beats” de “Mayor que Yo”, y le siguió “Sexy Movimiento”, sencillo que debutó número uno en el “Billboard Hot Latin Tracks” el 2008 y llevó su carrera a lo más alto. La gente bailaba y gozaba con la sensualidad que era propuesta por estos reggaetoneros en su performance.

“Abusadora”, single de su séptimo álbum, cayó como misil revolucionando la galería que generaba el calor faltante en el clima viñamarino y lo siguió estoy enamorado que puso el romanticismo en un show demoledor en una audiencia que se entregaba a sus ídolos. “Gracias por estar aquí, siento una conexión entre nosotros, la idea es pasarlo bien” dijo Wisin tras la canción.

“Te siento”, “Besos Mojados” y “No me Digas no” tuvieron que pasar por la pista para que el dueto pusiera el freno. Así, 15 minutos para la media noche cayeron antorchas tras una hora 25 de un show que dejó a gente pidiendo a ritos la gaviota. “Una más” dijo Rafael Araneda.

Los referentes de la música urbana latina cantaron: “El Teléfono”, clásico del grupo que con respeto, cercanía, talento y ritmo entregaron a público un show de calidad retribuido por la Quinta en las gaviotas de plata y oro que sentenciaron el cierre del espectáculo de los puertorriqueños de Wisin y Yadel en Viña 2013.